Todo el contenido ha sido registrado en el Registro de la Propiedad Intelectual. Incluso los contenidos eventuales y más recientes pueden estar protegidos por el Derecho de Autor. La difusión de este material está bajo una licencia de Creative Commons

Suscríbete:

contacto

 

javier@javierramos.es

 

 

 

 

imágenes

Esto es lo que, salvando la distancias, Marguerite Duras llamaría "escritura corriente". Supongo que esa insalvable distancia es la misma entre lo que yo puedo llamar una "sopa" y lo que un gran chef puede designar con la misma palabra, pero he aquí estas "Imágenes". Al hilo, recuerdo lo que la escritora (intensa) reflexionó (y después transcribió) mientras cocía una sopa de puerros: "Puedes no tener ganas de hacer nada y luego hacerla, sí, esta sopa: entre ambos anhelos, cabe un estrecho margen, siempre el mismo: el suicidio.”   (¡!)



lo que me hicimos PDF Imprimir E-mail
miscelánea - imágenes

Pusiste tus ojos en mí,
y tus manos en mí.
Lo que pusiste en mí,
lo que aparté de mí
para que lo tuyo cupiera.
Lo que llevé hasta ti,
lo que saqué de ti.
Lo que robé de ti
a mis espaldas.

Lo que dijo la muerte al vernos juntos.
Lo que comentó dios con ella al verla.

Tu vandalismo en mí,
tus labios contra los que eran míos,
mis labios de ti y tus labios de mí,
ambos en ti, para callarte.

Tierra sobre las cosas después.
Lo que dejaste en mí
para que mi amor de ti
ya no estuviera.

 
Viktoria Louise Platz PDF Imprimir E-mail
miscelánea - imágenes

Viktoria Louse Platz

Última actualización el Lunes, 16 de Abril de 2018 09:15
 
pigalle PDF Imprimir E-mail
miscelánea - imágenes

Cuarenta y un años. Me dijo que posara así, con la lengua enfundada en el chivato del paquete de cigarrillos donde había guardado su cocaína todo aquel desordenado tiempo en el club de Pigalle. Estábamos en los váteres. De cuanto quedaba, apenas había sacado lo suficiente para impregnar el adhesivo de un cigarrillo liado y fumarlo. En una parodia de ansiedad, yo metía la lengua en el pobre envase, como por lamer cuanto quedara. Entonces me fotografío. Él era mi amor, yo iba a dejarle. La última imagen en la que fui joven. No se sabe si la cámara retrató aquel punto irreversible o lo produjo, si mi última juventud se extenuaba y allí estaba la cámara para oportunamente retratarlo o, al contrario, fue el fogonazo del flash lo que consumió del todo cuanto quedaba del incierto vitalismo de ese joven que aquí se rendía y renunciaba y moría bellamente un poco. ///

Última actualización el Lunes, 04 de Junio de 2018 10:21
 
Roma. PDF Imprimir E-mail
miscelánea - imágenes

Viktoria Louse Platz

Debía hacer, en efecto, aquel tiempo del todo benigno que permitía permanecer desnudos en el tejado.
El apartamento consistía en una estructura escalonada de una planta y varios altillos, rematados a su vez por la terraza y el tejado superior, en el que había un par de desvencijadas hamacas.
Ocupábamos la cama grande del altillo. Para llegar al tejado, debíamos descender las breves escaleras, cruzar el espacio enmoquetado del salón, después la cocina, salir a la terraza y, desde ahí, subir las escaleras metálicas que daban acceso al tejado.

Última actualización el Lunes, 16 de Abril de 2018 09:05
 




compartir:

  • Twitter
  • Facebook